+34 924 207 200 info@saconsa.es

Esta semana nuestro director de O&M Ciclo del Agua, Jorge Lara, ha ofrecido una entrevista a la plataforma EsAgua, en cuya red se integra SACONSA. Jorge explica los hitos que se plantea la empresa en materia de huella hídrica de cara al futuro.

EsAgua: ¿Tienen ustedes una postura definida frente al Cambio Climático?

Jorge Lara Vera: En SACONSA somos conscientes del problema que supone el cambio climático y del papel que jugamos

las empresas en él. Desde nuestros orígenes, hemos desarrollado una política empresarial sostenible y comprometida con la calidad y el medio ambiente. Tenemos un fuerte compromiso con la innovación y el desarrollo de nuevas ideas que consigan minimizar el impacto ambiental de nuestras actividades, mejorando, simultáneamente, la calidad de nuestros productos y servicios.

Para alcanzar nuestros compromisos en materia de impacto ambiental tenemos implantado desde hace más de una década el sistema de gestión ISO 14001. Además existe un manual de buenas prácticas ambientales que lleva a cabo todo nuestro equipo de forma obligatoria, y estamos trabajando en el desarrollo de los procedimientos para dar cumplimiento a la  norma ISO 50001 de gestión de eficiencia energética.

¿Cuáles son sus principales logros durante el pasado año en materia de impacto medioambiental? ¿Contribuyen mediante algún proyecto sostenible a la mitigación y compensación de emisiones de huella de carbono?

Respecto al pasado ejercicio, gracias a la implantación de tecnologías adecuadas y a la optimización de procesos, se ha conseguido reducir el impacto ambiental generado por nuestra actividad.

Hemos disminuido el consumo eléctrico y de emisiones de dióxido de carbono mediante la optimización y automatización de procesos, la implantación de luminaria LED, la tecnología sin zanja y la mejora en las redes de distribución. Junto a esto hay que destacar que en los últimos meses se han incorporado vehículos eléctricos a la flota de la empresa.

Además, llevamos a cabo una adecuada gestión de los residuos, reduciéndolos, fomentando su reutilización o reciclado y entregándolos a gestores autorizados. Los recursos naturales se utilizan de modo eficiente, mediante planes de ahorro. Para proteger la calidad del aire se reducen las emisiones de polvo, gases contaminantes y ruido en todas nuestras actividades. Asimismo, se cuida al máximo el suelo y sus propiedades, al igual que la flora y la fauna de las zonas de actuación.

¿En qué momento y por qué se incorporó el concepto “huella hídrica” a su lista de intereses medioambientales? ¿Por qué cree que es importante calcular la huella hídrica de sus actividades?

Nuestro interés por generar el menor impacto ambiental posible en nuestra actividad, unido a la preocupación por la disminución de los recursos hídricos que se prevé en el futuro, nos hace estar en permanente contacto con los principales avances e indicadores que puedan ayudarnos a minimizar estos problemas. Por ello,  hace unos años introdujimos el concepto de huella hídrica como otro factor importante, junto a la huella de carbono, a tener en cuenta para facilitar el control del impacto ambiental causado por los procesos que llevamos a cabo.

Debido a nuestra actividad, O&M en todo tipo de infraestructuras ligadas con el ciclo integral del agua, nos es de vital importancia tener indicadores que nos ayuden a evaluar la eficiencia en nuestros procesos en cuanto a la gestión de este recurso, tanto en su transporte como en su tratamiento, y buscar soluciones para optimizarlos. En este contexto creemos que el cálculo de la huella hídrica es uno de ellos.

¿Qué peso tiene el nexo agua-energía-materias en su actividad?

Como he comentado anteriormente, en SACONSA tenemos una gran preocupación respecto a la disminución progresiva de los recursos hídricos, por lo que uno de los retos que se nos presenta de cara al futuro es la optimización en el uso, tratamiento y reutilización del agua. Cobrando, por tanto, una gran relevancia el tratamiento de ésta dentro de una economía circular sostenible. En relación a ello un punto importante es  la recuperación de ciertos contaminantes, que pueden presentar aplicación industrial, así como el uso del agua regenerada. Otro punto es el consumo energético, el cual intentamos disminuir en todos nuestros procesos, buscando soluciones tecnológicas adecuadas.

Por tanto, sí, creemos que un tratamiento responsable y sostenible del agua debe ir inexorablemente unido tanto a la reutilización de ésta y el aprovechamiento de nutrientes, como a la eficiencia energética de los procesos.

En su compañía, ¿calculan la huella hídrica sólo en sus operaciones o bien llevan este concepto más allá y lo aplican también en la cadena de suministro?

En estos momentos nos encontramos en los primeros pasos de cálculo de la huella hídrica. Inicialmente estamos realizando el cálculo en varias de las plantas que tenemos en explotación para, asociado al de la huella de carbono, evaluar el impacto ambiental. Respecto a la cadena de suministro,  aún no hemos aplicado este indicador.

¿Cuál es la parte de la cadena de valor que presenta mayor peso en el total de la huella hídrica? ¿También ahora o en el futuro, van a introducir la relativa a la de la organización?

Como gestores de plantas de tratamiento, creo que la huella gris es la que más peso tendría. Podríamos considerar a una EDAR como un sistema de economía circular, ya que su función es regenerar el agua residual para que pueda ser reutilizada o entre de nuevo a cauce (disminución de la huella hídrica). Por ello en principio nos estamos centrando en calcular las huellas tanto hídrica como de carbono de este tipo de plantas, para intentar realizar los procesos de la forma más eficiente. En un futuro ampliaremos el cálculo también a plantas potabilizadoras hasta conseguir tener un dato lo más global posible de nuestra actividad.

¿De qué forma influye la protección del recurso hídrico en su toma de decisiones?

Como director de O&M de Saconsa una de nuestras prioridades es la protección del recurso hídrico a la hora de ejecutar cualquier proyecto. Por lo que es de vital importancia tener el mayor número de indicadores que nos faciliten conocer el estado y la eficiencia de nuestros procesos con el fin de optimizarlos.

¿Cuáles son las principales iniciativas con las que la empresa ha reducido o pretende reducir su huella hídrica?

Debido a nuestro interés en cuidar el recurso hídrico, continuamente se realizan mejoras en las redes de saneamiento y distribución, para evitar pérdidas. Estamos involucrados en varios proyectos de investigación y desarrollo enfocados en buscar soluciones sostenibles para la reutilización del agua tanto en la agroindustria como en zonas recreativas de las regiones donde actuamos.

En SACONSA desarrollamos el pasado año, en colaboración con la Universidad de Extremadura, el proyecto de investigación “Análisis de la viabilidad de la integración de energías renovables en estaciones depuradoras de aguas residuales y su estimación de la huella hídrica”. Éste se realizó sobre la EDAR de Ceuta, con una población de 195.000 habitantes equivalentes, de la cual somos gestores.  Actualmente estamos ampliando el análisis de la huella hídrica a otras plantas, con el fin de diseñar planes de actuación más sostenibles, teniendo en cuanta también la huella de carbono.

¿Qué hitos en materia de medio ambiente se plantean de cara al futuro?

En SACONSA sabemos que aún queda bastante por hacer y estamos convencidos de que gracias al desarrollo y la aplicación de nuevas tecnologías, seremos capaces de minimizar aún más el impacto ambiental generado por nuestra actividad.

De acuerdo con esto, una de nuestras metas es mejorar la eficiencia en el tratamiento del agua residual, integrado en la economía circular, y contribuyendo lo máximo posible en la disminución de la huellas hídrica y de carbono.

¿Qué esperan de su adhesión a la plataforma EsAgua? ¿Por qué cree que son importantes este tipo de iniciativas para las empresas?

Creemos que la plataforma es una buena iniciativa para dar visibilidad a la problemática que rodea a los recursos hídricos, concienciando de la necesidad de cuidarlo y hacer un uso sostenible del mismo.

La participación en EsAgua facilitará la cooperación entre empresas, relacionadas directa o indirectamente con el ciclo del agua, para buscar soluciones innovadoras y sostenibles que nos permitan poder seguir utilizando éste recurso natural de forma adecuada.